lunes, 7 de octubre de 2013





La sexta planta

A Estudita Parra se le estremeció el cuerpo cuando se asomó a la cristalera de la estancia donde descansan las incubadoras para ver a su nieto recién nacido hace cuatro años, pero prefirió no decir nada. Intentó disimular para ganarle el pulso a su mente, que congela desde hace casi cuarenta años la imagen de su pequeño vestido y envuelto en una toquilla blanca poco antes de ingresar en el Hospital Virgen de la Salud la tarde del 24 de enero de 1972. La sexta planta, una gran cristalera, los bebés llorando, los familiares observándoles al otro lado... «El ambiente hace cuatro años era distinto y el hospital ha cambiado bastante, pero me acordé mucho de mi hijo el día que visité a mi nieto en neonatos». En este caso, el pequeño obtuvo el alta en una semana, pero en el suyo tuvo que conformarse con recordar su carita y su cuerpo menudo porque no volvió a verle...seguir leyendo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada